Directiva 2014/87 EURATOM del Consejo, de 8 de julio de 2014 por la que se modifica la Directiva 2009/71 Euratom, por la que se establece un marco comunitario para la seguridad nuclear de las instalaciones nucleares.

La Directiva fue aprobada el pasado 25 de julio, modificando la Directiva 2009/71/Euratom. Esta reforma tiene como objetivo primordial incorporar las lecciones aprendidas tras el accidente de Fukushima y enmendar las carencias detectadas en determinados test de estrés a los que se han sometido las principales plantas nucleares europeas. Esta regulación trata de prevenir los riesgos eminentes a cualquier actividad relacionada con la energía nuclear, siendo necesaria esta armonización europea debido al hecho de que los accidentes de este tipo pueden traspasar las barreras nacionales mediante una fuga de material radioactivo a través de la atmósfera.

El texto impone determinadas medidas de seguridad enfocadas a todo el ciclo de vida de las centrales nucleares, desde el momento de su ubicación hasta su desmantelamiento, así como la obligatoriedad de un plan específico de actuación en caso de emergencia para cada una de las plantas nucleares. Se endurecen las exigencias respecto a la responsabilidad en materia de seguridad, la cual deberá recaer siempre sobre el titular de la licencia, el cual a su vez para obtenerla deberá cumplir con una mayor exigencia en la demostración de la viabilidad y seguridad del proyecto de la central. Por otro lado, se exigirá a los Estados miembros que garanticen la formación y educación especializada de todo el personal que ostente responsabilidades de seguridad.

La transparencia hacia las autoridades locales cercanas a la central es uno de los aspectos más destacables de la directiva, en la que se exige se ponga a disposición de éstas y demás grupos de interés que vivan cerca toda la información necesaria relativa a la seguridad de las instalaciones y su regulación. También se introduce un sistema de revisión mutua de las instalaciones nucleares por parte de los países de la Unión, que se realizará cada 6 años a partir del año 2017. Se incluye también un mecanismo por el cual cada Estado miembro deberá autoevaluar su marco regulador con el fin de reforzar la seguridad de las plantas, así como aceptar la revisión internacional de entidades reguladoras para ello.

Top

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies