RD-Ley 27/2012 de 15 de noviembre, de protección a los deudores hipotecarios.

El Real Decreto establece la suspensión de los desahucios respecto a los siguientes colectivos: familias numerosas, unidades familiares monoparentales con dos hijos a cargo, familias con un menor de tres años, unidades familiares que tengan a su cargo a personas discapacitadas, dependientes o enfermas, familias en las que el deudor hipotecario esté en paro y haya agotado las prestaciones por desempleo, familias en las que exista una víctima de la violencia de género. Los requisitos para acogerse a las mismas son: que el nivel de renta no exceda del tripe del IPREM, que se haya sufrido una alteración significativa de las circunstancias económicas en los últimos 4 años (el pago de la hipoteca se haya multiplicado por 1,5 veces), que la cuota hipotecaria exceda del 50% de los ingresos del núcleo familiar y que se trate de un crédito garantizado con hipoteca sobre la única vivienda del deudor y concedido para la compra de la misma.

Top

Comments are closed.

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies